samauri (samauri) wrote in naughty_mist,
samauri
samauri
naughty_mist

Crónica de un road trip I

Después de un vuelo viendo pelis y series (HIMYM, Pushing Daisies!) cortesía del avión, llegamos a Philadelphia, donde la escala se alargó más de lo previsto. ¿Por qué? Porque el avión que teníamos que coger no había salido todavía de donde venía a causa del mal tiempo. Cuando llegamos a Boston, ya tarde, lo comprobamos y recorrimos una avenida entera con las maletas bajo la lluvia. No sabíamos que era sólo el principio: al día siguiente nos enteraríamos de que habíamos pillado la cola del primer huracán en Nueva Inglaterra en los últimos 30 años.

Oh yeah, bad timing.

Las nubes se comían los edificios



Comprobamos que, como en las pelis, sale humo del suelo, de las obras y de todas partes.



Resulta que en Boston te encuentras siempre lo más antiguo de las colonias, como este parque, el Boston Public Garden, el más antiguo de EEUU.



En el parque del Boston Common empezamos el Freedom Trail, un recorrido por los lugares históricos del centro de Boston. Básicamente se basa en seguir una línea roja que está pintada en el suelo, pero ya que estamos, seguimos a un colono.



En el Granary Burying Ground hay un montón de hombres importantes enterrados, pero mis conocimientos de Historia Americana no dan para tantos. Algunos me sonaba, otros... pues no.





Boston es la ciudad más europea de la Costa Este, pero también es una mezcla de ladrillo y cristal



En USA lo de Halloween se lo toman muy en serio. Estaba por todas partes y aún estábamos en Septiembre. Además se juntaba con la fiesta de la recolección, así que todo eran calabazas por todas partes.



Faneuil Hall, antiguo lugar de reuniones, ahora es un mercado lleno de tenderetes y sitios de comida guarra.



Y en Boston están todo el rato que si "fan esto", "fan lo otro". Es como la ciudad de los fans. ¡Si hasta tenemos un muelle propio y todo!



Pero hay que tener cuidado, porque los muelles de Boston son peligrosos... xD


(cuchillo de carnicero random abandonado en el puente, y no había nadie cerca)

Según iba avazando el día, las nubes iban bajando y la luz se iba apagando.



Ese día también se apagó Paul Newman :(


Al día siguiente cogimos Massachussets Avenue ya en nuestro coche y llegamos a Cambridge (sí, sin salir de la misma calle, es que es muy larga) para visitar el campus de Harvard, con sus ardillas y sus hermandades.







¡Merchandising de Harvard! Nosotros, que venimos de nuestras universidades públicas de toda la vida, confundiendo al personal, que nos preguntaba si estudiábamos en Harvard.



También visitamos el MIT



Pero no sabíamos la que se nos venía encima...



Ya en plena carretera secundaria (road trip!) veíamos algo tan típico como las ventas de coches de segunda mano



O semáforos colgados por alguien que pasaba por allí





Entonces llegamos a Salem, lleno de museos dedicados a las brujas. Y lleno de brujas.





Después de hacer el canelo un rato disfrazados de brujas y hechiceros (sí, hay pruebas), seguimos ruta. Nos esperaba una de las largas, hasta llegar a la frontera con Canadá. Se estaba haciendo de noche, estaba bajando la niebla y cómo no, estaba empezando a llover. Lluvia que se convertiría en el diluvio universal al caer la noche.



Una de las curiosidades de viajar por una interestatal es que no te ponen un simple cartel de área de servicio con los simbolillos de los tenedores, la gasolinera o la tienda de camping. No. Te ponen exactamente qué hay. Y creedme, en todas las salidas (y no son pocas) hay un McDonald's.



*insertar musiquilla de los Simpsons*



Después de pasar por carreteras desiertas en plena noche atravesado bosques con ciervos que te salían a la carretera, llegamos al último pueblo de USA. Y creedme, era el último, no había nada más allá, sólo agua. Y era un pueblo fantasma, con un motel fantasma imposible de encontrar.



De día ya parecía otra cosa.



Y después de ir a coger hielo y de recrear la escena del motel de la primera temporada de Veronica Mars, cogimos un barco para visitar Thousand Islands. Nosotros, los únicos españoles, los únicos valientes que estábamos en la parte de arriba del barco, contra viento (mucho) y marea (que también).







En el barco vendían cosas de comer. Nosotros nos alimentábamos por la mañana de comida "jakeada" de los buffets de los moteles, que se resumía en: cereales de colores, yogures envasados como si fuera flashes de esos de hielo y bagels con crema de queso. Muchos bagels.
Según ellos, la comida era "delicious & nutritious" *rolleyes*





Después de un par de horas en el barco, nos invitan a bajarnos en una de las islas grandes en la que está Bold Castle, para que lo visitemos. Nos bajamos y el barco se va. ¿Hola? ¿Barco? ¿Por qué te vas? Así que nos abandonan en la isla (que después de una hora no es tan grande, porque sólo tiene el minicastillo). Los jardines eran muy monos, eso sí.





De vuelta al continente, abandonamos el pueblo fantasma



y cruzamos la frontera por tierra para llegar a Toronto





Subimos a la CN Tower para ver "Torontoentero" xD





Y de ahí a visitar el centro, y con el centro, Church Street, el barrio gay y el lugar en el que se rodaban todos los exteriores de Queer as Folk



¡El Woody's!



Vamos, si no sabes que estás en el barrio gay lo puedes deducir



Después de dormir en un fumadero de opio (no kidding here) con cocina comunal, de convencer a un policía de que no nos pusiera una multa con el ya conocido "sorry, we're europeans" y de comprobar lo rápida que funciona la Administración canadiense, ponemos rumbo a Niágara. Por el camino nos encontramos cosas como barcos hundidos.



Y pasamos por moteles varios, como viene siendo costumbre.



Después de varios cruces de caminos sin señalizar, llegamos a Niagara-on-the-lake, que es el lugar donde debo vivir cuando me jubile. Ya le tengo echado el ojo desde hace unos años.













Very very pretty.

También vemos que en Canadá apoyan a Obama.



Después de cotillear algunas de las tiendas y refugiarnos en una en la que estaban haciendo chocolate y chucherías varias (elegimos bien) mientras caía una tormenta, nos fuimos hacia las cataratas. La primera impresión al llegar al Niágara siempre es bastante impactante (era mi segunda vez): por un lado tienes las cataratas, que son una maravilla natural y por otra tienes la ciudad, que se ha convertido en una réplica de Las Vegas con parque de atracciones.









Pero si consigues olvidarte de lo que tienes detrás de ti y miras al otro lado...





Nos montamos en el Maid of the Mist para acercarnos lo más posible a las cataratas





Y cruzamos el puente para volver a entrar en USA

Tags: graphics: picspam, travel
  • Post a new comment

    Error

    default userpic
  • 12 comments